agosto 26, 2004

Medio, principio y fin

Cada vez que un medio tradicional se ríe de internet, es una risa de miedo. Por más que en mil conferencias sobre convergencia de medios se diga otra cosa, todos los que estamos en la industria de la comunicación sabemos que internet no ha venido a complementarse con los medios tradicionales, sino a destruirlos. En cada caso la acepción de destrucción será diferente. A veces será masacre pura, a veces será usurpación y transfiguración. Será el espinazo de algunos y el terminal de otros. Como en una película de terror, la red se nutre de las propiedades de sus víctimas.

El primero que sentirá su final -ya ha empezado- es la prensa gráfica. Su caso es especialmente doloroso, aunque pasemos varias décadas más leyendo columnas estúpidas sobre el vínculo afectivo de los lectores con el papel o la dificultad de leer en los monitores actuales, como si la esencia de un medio fuera su limitación física en un momento dado.  Posted by Hello

2 comentarios:

Hernan dijo...

Hola, German!
A mi me pasa lo contrario. Siempre que leo algo acerca de lo que va a hacer internet tengo la misma sensación: que puede que tal cosa se produzca o no, pero seguro que no va a pasar en el plazo que imagina quien pronostica. Todos los vaticinios que escuchábamos a mediados de los noventa acerca del futuro de internet nunca se cumplieron plenamente. Los profetas tecnológicos son demasiado optimistas, siempre. No decretaron la muerte del cine o de la radio cuando aparecio la television? Me parece que, salvo la tv que es un monstruo, los medios tienden a crearse nichos y a coexistir. No decretaron la muerte del cine con el video, del video con el cable, del cable con el satelite? La muerte del vinilo con el CD? Nada de eso paso. Porque razón todavía se mantiene la radio AM? Desde el punto de vista de un profeta de la tecnologia, ya no tendria que existir, hay otros medios que la incluyen y la superan. Y ahi está. Es cierto que la prensa gráfica parece el medio mas vulnerable, pero, a pesar de que todos los diarios tienen sus versiones en Internet, son pocos los que pueden comercializarlas bien. Por la misma razon (entre otras) salen muchas mas revistas off line que on line. Hay otro medio mas debil aún: la imprenta. Bajar un libro de la red no tarda nada, es más comodo, más rapido, mas barato que comprarlo (y mas barato de producir). Sin embargo, nadie cree que, al menos en el corto plazo, que un e-book pueda reemplazar al libro, no mas de lo que lo reemplazo el audiobook (los libros grabados en cassette, te acordas?). Me parece que estamos lejos, todavía, de la muerte de los medios que conocemos.

Germán Frassa dijo...

Gracias, Hernán, por tu comentario. La verdad es que las profecías que he visto incumplidas acerca de internet son más bien otras; las que decían, por ejemplo, que los portales (Yahoo!, digamos) y los buscadores (como Google) eran conceptos destinados al fracaso, y que la web iba a ser dominada por los sitios verticales. Profecías caras, además, porque se vendían a 1000 dólares el documento.

En cuanto a la muerte de los medios, es cierto que se sobreanunció, pero para crear títulos de portada, no porque nadie se lo creyera seriamente. Yo he escuchado muchas más veces esto de la coexistencia. La prensa gráfica está muriendo ahora mismo. Cada año se venden menos periódicos y revistas. Todas las encuestas indican que los usuarios de internet cambian horas frente al televisor por horas frente al ordenador. Y el uso de la radio AM se va reduciendo gradualmente a la hora de la mañana y la hora de la tarde en que la gente se sube al coche para ir y volver del trabajo. He escuchado a financieros devenidos directores de radios AM preguntar a sus subordinados si no es posible cortar la transmisión en los horarios que no son rentables. Y la supuesta lucha entre el cine, el vídeo y el cable es, en mi opinión, un falso dilema. El vídeo/DVD es una forma evolutiva de distribución del cine y, como tal, no debilitó a este medio, sino todo lo contrario, más allá de un reacomodamiento estructural durante los años 80 y 90 en las fuentes de ingresos.

¿Debería preocupar esto a los representantes de medios tradicionales? No, si han construido marcas fuertes, capaces de evolucionar con independencia de la plataforma. Pero los soportes, las plataformas, están siendo profundamente alterados por la irrupción de internet. El término destrucción es, acepto, demasiado destructivo, pero lo que quise decir, en todo caso, es que esta alteración es traumática y, por lo tanto, no se lleva bien con términos de moda como convivencia o coexistencia. Internet no es un medio que está encontrando su nicho; se está convirtiendo en el sistema nervioso de todos los medios. No es nada terrible, aunque por pura intuición quien trabaje en un medio tradicional tienda a sentirse amenazado.